22 de septiembre de 2020

cuento de septiembre

 

MANDARINAS

 

de Ana María Caro

 


 

Ilustración de Ana María Caro

Los niños jugaban a quitar cada uno de los pelitos blancos de los gajos de las mandarinas, intentando adivinar qué figura se formaría al dejarlos caer sobre las frescas baldosas. Las mandarinas quedaban olvidadas a su lado, porque las historias que surgían del suelo eran mucho más interesantes. 

Las hormigas, azuzadas por el calor de la hora de la siesta, recogían la fruta, felices y en silencio. Poco a poco iban ganando terreno. Al final terminaron jugando a adivinar qué figura se formaría con los restos de los niños, cuando terminaran de quitar cada uno de los pelitos de diferentes colores de las superficies de sus cuerpos.


ANA MARÍA CARO

Cuento cuentos porque crecí con ellos, no en balde mi abuelo los escribía, y muy bien por demás. Un día me puse y resultó que no se me daba mal inventarlos, así que seguí su saga. 

Otro día un personaje me pidió un cuerpo, y entonces se lo hice de fieltro y telas viejas. Y como personaje y yo quedamos felices con el resultado, cogí un pincel y le hice un retrato. Desde entonces creo y cuento y doy cuerpo y cara a ratones y gusanos y camaleones y esqueletos... y a hormigas. Muchas hormigas. Como las de esta pequeña historia. 

Si quieres saber más de ella entra en su web

19 de agosto de 2020

cuento de agosto

 

SIN PRISA

 

de Elia Tralará

 

Ilustración de Luca Mendieta

 

Nunca he sido precoz. No tuve ninguna prisa por salir de la barriga de mi madre y nací con casi seis kilos de peso a punto de cumplirse los diez meses de embarazo. Cuando las niñas de mi edad comenzaban a correr, yo apenas gateaba y no pronuncié ni una sola palabra hasta los siete años.

Los dientes de leche se me empezaron a caer a los diez y hasta los quince largos no me hice mujer.

Cuando mis amigas iban ya por el tercer hijo, yo estaba perdiendo la virginidad. Fui madre primeriza con cuarenta y dos, y entré en los sesenta sin canas ni arrugas.

Ahora tengo ciento cuatro años, un novio octogenario y unas gafas nuevas para no perder el trazo en las clases de pintura. Ninguna de mis amigas de juventud está ya en este mundo. Y yo sigo sin prisa, ninguna prisa por irme.

 

ELIA TRALARÁ

Mi gusto por las historias y los escenarios se remonta a mi infancia en un diminuto pueblo de la Castilla profunda. Después de estudiar, dar algunos tumbos laborales y empezar en esto de la narración oral escénica por pura afición, en 2008 di el salto y empecé a dedicarme a ello de forma profesional. Luego estudié interpretación en Escuela de Teatro de Mar Navarro y Andrés Hernández (2013-2015) y narración oral en los talleres de narradores/as como Quico Cadaval, Carolina Rueda, Paula Carballeira... Lo demás, lo he ido aprendiendo sesión tras sesión. Y ahí sigo, aprendiendo y disfrutando cada día más de este oficio. Soy socia de la Asociación de Profesionales de la Narración Oral en España (AEDA) y de la Asociación Madrileña de Narradores Orales (MANO). 

 

Si quieres saber más de ella entra en su web

 

LUCA MENDIETA

Nací en 1982 pero me echan 27 años aunque esté más calvo que un huevo y más arrugado que la rodilla de un elefante. Soy ilustrador y diseñador gráfico, lo que quiere decir que paso mucha hambre y me conozco todas las frases para dar penita en el metro. De niño inventé un submarino de madera para fletarlo y tripularlo por mi en el río Henares pero nunca lo llegué a construir. Los siguientes años están un poco borrosos. No sé qué más contar, ah, sí, no vayáis nunca a Noruega, es un asco de país.

Soy fundador de los estudios de diseño e ilustración Tremebundo Studio, Psiconautica Studio, Polimorfica Studio y Suzumi Graphics. Buscadme en instagram o pereced.

                                                                                      

Si quieres saber más de él entra en su web o en su Instagram.

 

23 de julio de 2020

cuento de julio


YA NO ME CALLO POR UN BESO

de Mar del Rey


Ilustración de Silvia Alberdi


Ya no me callo por un amor donde no cabe mi voz.

Me quité la máscara, me pinté los labios, me salé los sueños, me bailé despacio. Ahora me enredo en el vuelo de las golondrinas, persigo las pelotas perdidas en los parques, me columpio entre la ropa tendida.
Ahora digo te quiero cuando quiero.

Ya no me callo por un beso. Ya no me callo por escuchar un nosotros donde no cabe mi voz. Y antes de salir a escena me coloco la pajarita al cuello para volar bien  alto. Por  último, la  chistera   y  salgo.  Los ojos  muy  abiertos, el mundo en mi mirada.


MAR DEL REY                                    
Me gusta compartir historias. Me fascina jugar y los juegos de palabras y las palabras como juego... Escribo y cuento mis propias historias, también otras que me llegan y me emocionan.
Dirijo Te cuento a gotas un podcast de entrevistas, literatura, noticias de estos tiempos y de otros, e historias de cine.
En cuentos participo en Historias de 10 contadas de cine cada domingo contando e improvisando relatos de cine siempre con un narrador invitado.

Si quieres saber más de ella entra en su web


SILVIA ALBERDI
Dicen que empezó a pintar antes que a hablar, y sus compañeras de colegio la recuerdan como esa niña que siempre estaba dibujando en clase. Hija y nieta de artistas, creció entre pinturas, cámaras de fotos y caballetes. Varios años en Tokio le sirvieron para adquirir esa atmósfera delicada que es el eje central de su obra. Escritora e ilustradora, cuenta con varias publicaciones y menciones, sobre todo en el campo de la literatura infantil.  Actualmente reside en San Lorenzo de El Escorial donde ha ubicado su estudio y desarrolla su proceso creativo.

Si quieres saber más de ella entra en su web o en su Instagram.

1 de julio de 2020

cuento de junio


DULCE DE MEMBRILLO

de Estibi Mínguez



Ilustración de Lourdes Quesada



Al vaciar la casa de sus abuelos encontraron en la despensa un buen acopio de la carne de membrillo que elaboraba la “abu”.
Durante estos más de dos años  la niña ha disfrutado de cada bocado de membrillo. Cada vez que abría un tarro y cortaba un trozo, se trasladaba a la cocina de su abuela. Oía su voz. Volvía la inocencia.
Hoy, en silencio, se lleva el último trozo de membrillo a la boca y sus ojos se le llenan de lágrimas.



ESTIBI MÍGUEZ
Soy storyteller.  Narro cuentos, principalmente en inglés, allá donde quieran oír mis sesiones y habitualmente a público infantil y familiar.
Soy un profesional de la palabra en constante evolución y mientras veo por dónde me lleva el camino de la palabra me lo paso pipa en cada sesión que cuento. Soy narrador profesional desde el año 2012 y miembro de AEDA.

Si quieres saber más sobre él pincha aquí.

LOURDES QUESADA
Estudié bellas artes a la vez que me formaba y trabajaba en animación sociocultural. Fue así como me di cuenta de que me encantaba trabajar a través del arte con niñ@s y jóvenes. Llevo desde entonces más de veinte años impartiendo talleres artísticos que he ido compaginando con trabajos de ilustración y maquetación, algunos en la editorial Palabras del Candil de la que soy socia. Actualmente también trabajo como docente en el área artística en la Facultad de Ciencias de la Educación de la UAH.

Si quieres contactar con ella puedes hacerlo en esta dirección de correo electrónico
lourdes_mandala@yahoo.es

28 de mayo de 2020

cuento mayo


OVEJA DESCARRIADA

de Manuel Castaño


Ilustración de Fran Insua


Cuando el pastor dejó salir a las ovejas del redil estas se sintieron alegres. Desentumecieron las patas, movieron los cencerros, airearon las lanas y salieron a pastar. Las más jóvenes corretearon hasta lo alto del risco. Las más ancianas bailaron en el valle y comieron hierba fresca. Las que habían parido durante el encierro mostraban el mundo por primera vez a sus recién nacidas. Todas eran felices. Todas menos una. Había una intranquila, la que seguía pensando en el pastor y el lobo. Sin duda alguna, aquella era una oveja descarriada.



FRAN INSUA
Fran Insua es narrador oral, dibujante y diseñador gráfico.
Cursó estudios de delineación, diseño gráfico, grabado calcográfico y serigrafía artística en las Escuelas de Artes de Sevilla y Santiago de Compostela.
Desde 2001 comienza a narrar historias y a diseñar actividades que aúnan las artes plásticas y su amor por  los álbumes ilustrados para el público infantil.

Si quieres saber más de él pincha aquí o entra en su Instagram, o en su FB

MANUEL CASTAÑO
O Manuel Légolas como también gusta llamarse en esto de los cuentos. Colecciona Caperucitas, tiene un hijo que dice que es su única historia con final feliz, y ahora le ha crecido la barba. Es cosa extraña, dice. Un día dejó de afeitarse y los pelos que hace años se escondieron bajo su calva ahora afloran en su cara.

Si quieres saber más de él pincha aquí.

15 de abril de 2020

cuento abril 2020


AGUARDAR

de Eva Andújar


Ilustración de Neus Caamaño


Lo reconozco, soy un desastre guardando cosas.
Ya sabes que es inútil preguntarme dónde guardé el recibo para devoluciones y que nunca  encuentro la cartera. Eso por no hablar de las llaves en el bolso...
No sé guardar silencio y mucho menos un secreto.
Me cuesta guardar la calma, la compostura y no tengo ni idea de lo que es el buen recaudo.                                           ­
Por mucho que lo intento, te prometo que me es imposible nadar y guardar la ropa.
¿Y en serio hay días de guardar? ¡¿Pero dónde los metéis?!
Así que no me pidas que guardemos las distancias, porque es lo que más quiero perder.
Prefiero aguardarte. Eso sí lo puedo hacer.



EVA ANDÚJAR
Dice mi madre que desde pequeña  mis excusas siempre tuvieron inicio, nudo y desenlace.
Dice que se sentaba antes de preguntarme cómo me había ido el día, porque raro sería que no hubiese tenido tres pruebas que superar.
Dice que nuestra casa era fresca porque al viento le costaba un buen rato llevarse tanta palabra.
Y dice que tardé 30 años en darme cuenta de lo que todo el mundo ya sabía... que era una cuenta cuentos.

Si quieres saber más de ella pincha aquí.


NEUS CAAMAÑO
Nací en un pequeño pueblo de la provincia de Girona en 1984. Ahora soy sevillana de adopción. Después de graduarme en Bellas Artes entré en la escuela de artes y oficios Francesca Bonnemaison, donde la ilustración me cautivó por ser un lenguaje perfecto a medio camino entre la creatividad y la comunicación. Principalmente, desarrollo mi trabajo en los campos de la ilustración publicitaria y el álbum ilustrado. Mi línea profesional se complementa con la impartición de talleres de creatividad y expresión plástica destinados al público infantil.

Si quieres saber más de ella pincha aquí.

18 de marzo de 2020

cuento marzo 2020


SOLO DE GATITO NEGRO

de Ana Cristina Herreros



Ilustración de Daniel Tornero


Una mañana gatito negro salió de casa con mamá gatita y papá gatito y se encontró con los hombres verdes que llevan fusil.
Los hombres verdes dispararon a mamá gatita y a papá gatito y le preguntaron al gatito negro dónde vivía abuelo gatito. Gatito negro los llevó. Pensó que querían ir a jugar con sus fusiles. Y así fue: jugaron a matar con abuelo y abuela gatito. Y gatito negro se quedó sin mamá, sin papá, sin abuelo, sin abuela, y sin jugar.

Ahora va todos los días a una casa grande donde hay más gatitos negros y solos que llegan por la mañana y les dan leche caliente. Ninguno juega.
Se sientan y se toman la leche, luego se limpian los bigotes y las patas.
Sus garras negras ya comienzan a asomar.



ANA CRISTINA HERREROS
Nació en León y dice que su abuela callaba cuentos. Así que pronto aprendió a escuchar el silencio y a querer a los que no tienen voz. Tanto que se puso, años después y ya emigrante en Madrid, a hacer una tesis doctoral sobre la literatura de los que ni escriben ni leen. Y así, investigando en la tradición oral, fue a dar con los cuentos y empezó a contar. Y desde hace casi veinte años no calla. Después la voz se le hizo letra y comenzó a escribir. Primero en Siruela y más tarde en su propia editorial, Libros de la Malas Compañías.

Si quieres saber más de ella pincha aquí.

DANIEL TORNERO
Es ilustrador, docente y sobre todo es narrador. Le encanta contar y lo hace con su voz desnuda o con papeles y lápices que siempre le acompañan. Como ilustrador, trabaja en la Revista de Ipad DON, y es el director de arte, diseñador e ilustrador de la editorial Libros de las Malas Compañías.

Si quieres saber más de él pincha aquí.

10 de febrero de 2020

cuento febrero 2020

IN MEMORIAN


100 PARAULES

de Llorenç Giménez


Ilustración de CARLOS ORTIN


La mestra havia demanat als seus alumnes que escrigueren un text de cent paraules al voltant de l'ofici de fuster. En posar-se a corregir els treballs, en va trobar un que deia:
         “L'altre dia, mon pare va traure les seues ferramentes de fuster i es posà a serrar i clavar coses de la casa. Primer es va fer un arrap amb la serra, poca cosa; més tard es va pegar una martellada als dits.
         Fins ací hi ha unes cinquanta paraules; les altres cinquanta no les puc escriure, perquè són les que va amollar mon pare”.

Publicado originalmente en "Nous acudits de Llorenç". Edit. Bromera.

El pasado mes de mayo compartimos vida con Llorenç en el festival de Altea. Allí charlamos, paseamos, contamos y reímos. Y además quedamos en que escribiría un cuentito para Atrapalabras. No pudo ser. 
Nos pareció que podíamos rendir un homenaje al narrador y maestro recuperando algún cuento suyo ya publicado. Y así ha sido. Gracias a la inestimable colaboración y gestiones de Carles Cano; y a la generosidad de Carlos Ortin y la editorial Bromera.


LLORENÇ GIMÉNEZ
EL MAESTRO QUE SONREIA
Llorenç Giménez era un maestro que sabia contar. Había heredado la gracia de su padre y ese talento natural, que tienen los Buenos, lo utilizó primero en las escuelas en las que trabajó y después en escuelas, bibliotecas, plazas y casas de cultura de todo el País Valencià y más allá. Su repertorio era básicamente la literatura popular: Cuentos tradicionales, trabalenguas, adivinanzas, anècdotas,  leyendas... Escribió una veintena de libros con esos temas. Era una persona buena, siempre con la sonrisa puesta y con el humor por bandera. Se despidió haciendo llorar de pena y de risa a sus amigos.
Carles Cano, febrero de 2020.



CARLOS ORTIN
Carlos Ortin vive en Valencia, es ilustrador y pontificador ocasional, misántropo de salón y poseedor de un potente servicio al ping-pong. En la actualidad dirige el curso de ilustración de la escuela ESAT y está muy contento con un juego de la oca que ha diseñado para el cuento "El sueño del caracol" editado por Thule.

18 de enero de 2020

cuento enero 2020


RUTAS IMPRECISAS

de Maísa Marbán



Ilustración de NANEN



En contra de su rutina diaria, decidió no ir al supermercado habitual y prefirió caminar por calles desconocidas en busca de una tienda diferente. Estaba pensando que aquel paseo había sido una estupidez cuando reparó en una con un rótulo deslucido y confuso. Del interior de aquel local salía un aroma desconocido y dulzón que inmediatamente le hizo salivar. Dentro encontró multitud de panes de diferentes tamaños y harinas y a pesar de no entender de qué estaban hechos porque los nombres aparecían en una lengua desconocida, se llevó media docena.
Aquella noche, tras la cena, comenzó a sentir un mareo delicioso; se revolcó por el suelo persiguiendo imágenes confusas y rió enloquecida hasta caer en un profundo sueño. A la mañana siguiente y con el primer café, tomó la decisión de salir más a menudo en busca de nuevas tiendas


 Foto de @luistsanz
MAÍSA MARBÁN
Soy Maísa Marbán. Contar historias es mi profesión y mi vocación. Desde hace ya casi  25 años voy de aquí para allá compartiendo el poderoso valor de la palabra que unas veces se transforma en puente, otras se convierte en caminos y la mayoría se transforma en llave capaz de abrir la imaginación. Soy filóloga de formación, narradora oral profesional, escritora, y formadora en comunicación.

Si quieres saber más acerca de ella entra en su web.



NANEN
Era muy pequeña cuando mi madre me puso un lápiz en la mano y me gustó. Recuerdo mi infancia dibujando, haciendo cuentos y cómic.Pero también me recuerdo subiendo a los cerezos, jugando con perros y gatos, corriendo entre la alfalfa... Después de estudiar Bellas Artes en Granada me hice profesora de secundaría donde aprendí a disfrutar la creatividad de mi alumnado y paralelamente continué con la actividad artística. He  publicado diversos cuentos, el último ha sido "Mi selva" con la editorial Tres Tigres Tristes, y ganado algunos premios, el más reciente en 2017, el Premio Migraciones Andalucía en la modalidad artística con el cuento "La niña que quería escapar de su página".

Si quieres saber más sobre ella pincha aquí.

13 de diciembre de 2019

cuento diciembre #2019


TITA

de Nono Granero


Ilustración de NONO GRANERO

Aquella oveja pasó el verano mirando al cielo. Pensaba que las nubes eran primas que preferían la hierba azul a la verde y fantaseaba con subir a probar esa curiosa variedad.
En otoño, su lana llegó a manos de una tejedora experta. Trabajaba junto al aeropuerto y suspiraba viendo por la ventana cómo despegaban los aviones hacia países lejanos.
Ya en invierno, la dependienta que antes fue auxiliar de vuelo le dijo a Tita que aquel jersey le sentaba como las alas a un ángel.
Ella se lo quedó, sin saber las historias que trenzaba.
No tardó en imaginarlas.


NONO GRANERO
Nono Granero es ilustrador, escritor y narrador oral.
Licenciado en Bellas Artes en la Universidad de Granada, pronto orientó esos estudios para relacionarlos con la creación de historias y cuentos, tanto para adultos como para público infantil.
Ha publicado más de una veintena de obras en España, Francia, Venezuela o Dinamarca. Algunos de sus libros han sido incluidos en listas tan prestigiosas en el mundo de la edición infantil como The White Ravens que elabora la Biblioteca Internacional de la Juventud de Múnich o la Fundación Cuatro Gatos de Miami. Ha sido finalista del premio de poesía para niños y niñas “Ciudad de Orihuela” en 2017.

Si quieres saber más acerca de él curiosea su Instagram. También puedes encontrar información sobre sus libros aquí.

11 de noviembre de 2019

cuento noviembre #2019


LA MANO DESNUDA

de Raquel López


Ilustración de ZAIDA ESCOBAR

Vio cómo le soltaba la mano y se estremeció.
Al principio fue una leve sensación de frío, después una inquietud premonitoria, más tarde un desconcierto inusual. La palma, húmeda y cálida por el contacto cotidiano, estaba distraída y no reconoció esta sencilla acción.
El escalofrío pasó de una extremidad a otra hasta instalarse en las vísceras, ¿por qué se angustiaba al verla caminar unos pasos delante de ella?
Reprimió una queja y mantuvo la compostura al saber la mano desnuda. Luego no pudo más y corrió hasta el semáforo, alargó el brazo y la cogió con sutileza. Ella se soltó de aquella atadura a la vez que los coches se detenían.
Era una mañana como tantas otras: el desayuno, vestirse, asearse y salir cada una a sus quehaceres. La madre, al trabajo; la hija, a su primer día de instituto.


RAQUEL LÓPEZ
Raquel López Cascales, nació en el año 1968 y todavía sigue viva.
Creció entre cuentos, punto de cruz y arroz con leche (unas cosas le gustaban más que otras). Desde el año 1991 su oficio es el de contar historias, también ha impartido cursos y conferencias para conversar, aprender, imaginar, filosofar, experimentar y, sobre todo, rumiar cuentos.
Es autora de los libros Amantes amados y Veintisiete abuelos son demasiados por el que recibió el XXXII Premio de Narrativa Vila de Ibi.

Si quieres saber más acerca de ella pincha aquí.


ZAIDA ESCOBAR
Licenciada en Bellas Artes en la Universidad Complutense de Madrid y Técnica Superior de Ilustración en la Escuela de Arte 10. He realizado numerosas exposiciones tanto colectivas como individuales especialmente en Madrid y Barcelona. Ganadora y finalista de diversos premios como el de Arte Intruso o el Certamen de Jóvenes creadores de Madrid. He colaborado con Naves Matadero, La Tabacalera o Save the Children. A día de hoy he publicado dos libros ilustrados "Desde las entrañas" y "Caminares". Artista polifacética que abarca diferentes campos como la ilustración, la pintura mural o el Live painting. Mi obra siempre gira alrededor de lo humano, lo visceral y lo carnal, mostrando siempre lo mas crudo de la condición humana. Reflexionando sobre la apariencia externa de nuestros sentimientos, nuestras pasiones y nuestros instintos, sobre cómo vemos y cómo somos vistos

Si quieres saber más sobre ella entra en su Instagram.

7 de octubre de 2019

cuento octubre #2019


TESTIGO INÚTIL

de José Campanari


Ilustración de LUPE ESTÉVEZ

El policía no dejaba de hacer preguntas. Una tras otra sin obtener respuesta.
Ella permanecía quieta,  con una expresión rígida en su rostro y la mirada perdida.
No decía una sola palabra.
El robo de la tienda sucedió en la madrugada.
A esas horas ella estaba distraída en el escaparate, detrás de un enorme cartel que anunciaba las rebajas. Disfrutando de ese tiempo en el que no se sentía observada.


JOSÉ CAMPANARI
Autor y contador de historias, actor y director teatral.
Un observador de situaciones cotidianas, un amante de los pequeños conflictos que nos hacen crecer, un constructor de caminos por donde andar las historias, un caminante incansable que te invita a dar un paseo por el universo la memoria.

Si quieres saber más acerca de él pincha aquí.


LUPE ESTÉVEZ
Licenciada en Bellas Artes, ha desarrollado su faceta artística primordialmente en el área teatral, diseñando vestuario para compañías de teatro clásico y de vanguardia, teatro infantil y para bebés.
Desarrolla desde hace años el proyecto "Laboratoria", dedicado a la animación a la lectura para público infantil por medio de cuentos teatralizados y distintas herramientas artísticas y lúdicas y forma también parte de la "Compañía de Lupe y Luisa".
Recientemente ha escrito e ilustrado el cuento infantil "Éranse muchas cosas" publicado por la editorial Kókinos.

Si quieres saber más sobre ella entra en su web.