23 de febrero de 2015

cuento de febrero



LA MORTALIDAD DE LOS RELOJES

de Charo Pita


Fotografía de Óscar Villán

Cuando la piedra dio una vuelta en el aire y alcanzó de lleno su esfera, el reloj de la estación se sintió poderoso, sabía que su tic-tac era el corazón del mundo, que sin él el tiempo se detendría. Lo confirmaban cada mañana los ojos de los viajeros que trotaban enloquecidos por los andenes buscándolo con mirada ansiosa. De hecho, una vez roto el reloj, la estación pareció quedar suspendida en un instante, capturada en el marco de una postal o de una foto. Pero eso no duró mucho. Como si el tiempo fuese ajeno a la estricta supervisión de sus agujas, el tren de las 17.40 pasó un poco más lento, tal vez ligeramente más tarde, sin duda más calmado y alegre… Y un angustioso desconcierto creció como un gusano en el alma moribunda del reloj.

CHARO PITA
Charo Pita nació a la edad de seis años, cuando terminó de leer su primer libro. Y desde entonces recorre La calle del puchero haciendo Magia y dando las Gracias a todo el que quiere leer un libro o escuchar sus historias.

Si quieres saber más de ella entra en charopita.com


ÓSCAR VILLÁN
Óscar Villán (1972), ilustrador orensano (La cebra Camila, El rey oso blanco, colección De la cuna a la luna...), licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Vigo. Vive en Teo, al lado de Santiago de Compostela.

Si quieres saber más sobre él entra en ovillan.com

1 comentario:

Ester Llamazares dijo...

Acabo de descubrir esta iniciativa gracias a una de las postales que se coló en mi facultad.
Me alegra muchísimo que haya algo asi...